7 de diciembre de 2015

Un encuentro casual V

La cena que Gabriel preparó era sencilla pero fue bien valorada por Natalia. El menú había consistido en una tortilla de gambas y champiñones, acompañada de un plato con tomate en rodajas y queso cortado en cuadrados. De postre, y tras rebuscar en los muebles de la cocina, Gabriel había encontrado los ingredientes necesarios para preparar un postre casero. Es cierto que en nada podía competir su cena con la que había disfrutado él la noche anterior, pero la perpetua sonrisa de Natalia denotaba su satisfacción con la comida, el detalle y la compañía. Una vez que terminaron con el postre, ambos recogieron la mesa y se sentaron después en el sofá del salón. Entonces él hizo una pregunta que aunque tardía e inoportuna, era necesaria: 

- Natalia, ¿tomas la píldora del día después? Aunque no hemos hablado el tema, anoche fue la primera vez que no actué de un modo responsable, y tengo esa duda.
- Te entiendo, aunque yo también soy una mujer responsable, no cambiaría nada de lo que hicimos anoche. No tomo la píldora- en ese momento ella hizo una pausa antes de seguir, sopesando si abrir otra compuerta de su alma a Gabriel o mantenerla cerrada, para decantarse finalmente por ser sincera-, soy estéril.
- Siento oírte eso, discúlpame si mi pregunta te hizo sentir mal.
- No te preocupes- y le dio un beso a Gabriel-, no tienes la culpa de eso. No es que me incomode hablar del tema, pero tampoco es fácil.
- Lo entiendo, es comprensible. Todo esto es nuevo para mí- y Gabriel apoyó su cabeza sobre el hombro de Natalia-, lo que nos está pasando y el ritmo al que avanzan las cosas, y no sé si actúo del modo correcto o no. Lo único que sé, es que es maravilloso el torbellino de sentimientos y emociones que me haces sentir con tu presencia.
- Lo sé cariño, para mí también es igual. Hasta que llegaste tú a mi vida, no había estado con ningún chico tan joven- en este punto le acarició a Gabriel la frente con ternura-, y tú tienes algo que me vuelve loca y me convierte en adicta a ti.
- No sé qué decir- nadie le había dicho a Gabriel que creara adicción, y eso le había hecho sentir en éxtasis-, es de las cosas más bonitas que alguien me ha dicho, que yo sea adictivo.
- Pues lo eres, y mucho. Sé que a pesar de nuestros progresos, nos queda mucho por conocer el uno del otro. Pero algo me dice que el resto de ti es tan valioso como lo poco que he podido descubrir estos días.
- Te estás mal acostumbrando a dejarme sin palabras Natalia, y eso no me pasa a menudo- y Gabriel se puso de pie-. Vámonos a la cama, estoy ansioso por descubrir si tras otra noche pasional, por la mañana serás más adicta a mí.

Ambos se fueron al dormitorio de Natalia, y volvieron a poner en jaque los muelles de la cama, y también la resistencia de parte del mobiliario a medida que fueron recorriendo la habitación. La noche, en una suerte de día de la marmota, fue igual de intensa que la anterior, a pesar de que se acostaron antes y durmieron un poco más.

A la mañana siguiente, tanto Gabriel como Natalia se despertaron temprano, y empezaron el día dándose una ducha juntos. A pesar de que caía agua caliente de la alcachofa, el vapor que empañaba la mampara de la ducha emanaba de los cuerpos de ambos, que hacían el amor con pasión y alegría. Para Gabriel fue la ducha más larga de su vida, y pensó que sería maravilloso empezar más de un día del mismo modo y con la misma compañía.

Tras la ducha, se vistieron y fueron a la cocina, donde Natalia preparó café. El teléfono de Gabriel empezó a sonar, y éste cogió la llamada. Eran sus padres, anunciándole que llegaban al mediodía para visitarle y pasar unos días en la ciudad. Una vez que colgó, le explicó a Natalia el motivo de la llamada, y le dijo que, muy a su pesar, no podría volver a verla tanto tiempo durante algunos días, ya que también quería estar con sus padres. Ella lo entendió perfectamente, y, a pesar de que también iba a sentirse algo triste por no verle tanto tiempo, sabía que, si su intuición era la correcta, iba a tener tiempo de sobra para disfrutar de su compañía en el futuro. De todos modos, se prometieron comunicarse por teléfono, y sabían a ciencia cierta que iban a hacer buen uso de él.

Una vez que se tomaron el café, salieron a la calle, y antes de despedirse, se dieron un largo y cálido abrazo. Luego cada uno tomó un rumbo opuesto. Gabriel cogió un autobús para ir a su piso, cambiarse de ropa, e ir a la facultad. Y Natalia se fue dando un paseo hasta su oficina, ya que tenía una mañana llena de citas con escritores y otras editoriales. Gabriel tuvo que estar muy atento en cada una de las clases a las que asistió, ya que sus ausencias en los días anteriores no podían despistarle más de la cuenta en su buena dinámica. Así que tomó notas como si no hubiera un mañana, agudizó el oído a cada comentario o explicación de sus profesores, y consiguió ponerse al día antes de ir a esperar a sus padres a la estación de tren.

Cuando ellos llegaron, le dio a cada uno un fuerte abrazo, ya que hacía dos meses que no los veía, y les había echado de menos. Irónicamente, mientras estaba con sus padres, a quien echaba de menos era a Natalia, pero algo en su interior le decía que tendría tiempo de sobra para compartir con ella. Así que, con esa tranquilidad que orquestaba su subconsciente, acompañó a sus padres al hotel donde iban a hospedarse, y poco después compartió con ellos toda la tarde enseñándoles algunas de las cosas más conocidas de Granada, y poniéndoles al día de su vida en la universidad. Para la noche les llevó a tapear a uno de sus bares favoritos, situado cerca de la catedral, y donde había varios objetos decorativos de tipo medieval. Se sintió más que satisfecho cuando sus padres le dijeron que el sitio les había encantado. Luego les acompañó al hotel, y tras despedirse hasta el día siguiente, se dirigió al piso. Aunque estaba cansado y tenía ganas de acostarse nada más entrar en su habitación, cogió el teléfono y, viendo que aún era buena hora para ello, llamó a Natalia. Estuvieron hablando un rato, contándose cómo les había ido el día, y coincidieron en que se habían extrañado bastante, pero también en que pronto volverían a verse. Y tras despedirse, sólo Morfeo les separó de sus pensamientos.

Al día siguiente, y como era sábado, Gabriel estuvo el día entero con sus padres, aprovechando para llevarles de visita a la Alhambra, donde la belleza de la construcción musulmana eclipsó todo pensamiento de la familia que no fuera de elogio al monumento. Era la tercera vez que Gabriel visitaba aquel lugar desde que vivía en Granada, pero eso no había restado ni un ápice de su aprecio por todo lo que allí veía. Era un lugar tan mágico como la ciudad, tan bello que era considerado una de las maravillas del mundo, y una idea empezaba a florecer en la mente del joven mientras disfrutaba de las vistas de la ciudad: pronto volvería a allí en compañía de Natalia. Aprovechando una distracción de sus padres, plasmó su pensamiento en un mensaje que le mandó a ella, acompañándolo de una foto de las vistas que tenía ante sí en ese momento, y ella no tardó en responderle, diciéndole que sería un placer cumplir ese plan. Eso hizo que él sonriera al teléfono, y tras oír a sus padres llamándole a su espalda, volvió a centrar su atención en ellos. 

Continuará...
Para leer la continuación, clickad aquí.

Para leer el capítulo anterior, clickad aquí

38 comentarios:

  1. Una buena continuación. Ya sabes lo que no me gusta, jeje. Pero por lo demás es un gran comienzo de una historia de amor.
    Esperando el próximo capítulo.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, lo sé, sé el detalle que no te gusta, pero saberlo me hace agradecerte aún más el que sigas la historia en cada capítulo :) No se puede negar que poco a poco han ido haciendo sus pinitos este par de dos.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. no me esperaba eso de Natalia..... yo la hacia embarazada jajaja. bueno q esos días sean para q se rencuentren hasta con fuegos artificiales de amor y pasión jejejeje yo sigo atrapada en la novela,esperaremos el siguiente capitulo....
    lindo, buena tarde, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lety. Pues no, ya ves que la cigüeña no pasará por esta historia jeje. Seguro que esos días hacen que el reencuentro sea más fogoso como bien piensas. Me alegra tenerte atrapada en esta historia y que te quedes con ganas de más.

      ¡Un saludo y buen día!

      Eliminar
  3. Ya me puse al corriente, a mi se me hace que esos dos van en serio, ojala todo les salga bien :)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nefertiti, la verdad es que estos dos están yendo más en serio de lo que en un principio podían imaginar, así que no vas mal encaminada :)

      ¡Un saludo y gracias por tus palabras!

      Eliminar
  4. Después de la anterior entrega, llena de aventuras y pasión, ahora nos das un respiro para ahondar en la parte más tierna y sentimental de la relación. En el aquilibrio está el éxito, y creo que esta historia entre Gabriel y Natalia está destinada a serlo :))

    Me alegro de que el prota, como un buen chico, atendiera a sus padres. A veces una pequeña separación nos ayuda a entender lo mucho que echamos de menos a alguien.

    Quedo a la espera de la siguiente entrega, José Carlos. No nos hagas sufrir demasiado!!

    Un beso y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, tras la tormenta pasional llega algo de calma, donde toca ahondar en el transfondo más tierno como bien has apuntado. Pienso como tú, en el equilibrio está el éxito, y de momento las cosas van bien encaminadas para estos dos.

      Sí, Gabriel atendió a sus padres como bien chico y guía improvisado, ya que les echaba de menos. Me alegra dejarte con ganas de más :) No tengo previsto haceros sufrir jeje.

      ¡Un beso y buen martes compañera!

      Eliminar
  5. Me ha encantado, José Carlos, y en esta entrega se ve a los protagonistas más "serenos" y te has centrado más en las emociones que en lo físico, dándoles y dándonos un respiro de tanta actividad ;)
    La historia te está quedando redonda, y espero que la relación se afiance, porque tiene muy buena pinta.
    Me encanta leerte, ya avisarás cuando tengas la siguiente entrega. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Chari :) Tras los frenéticos capítulos anteriores, pensé que tocaba algo de calma y profundización psicológica, y me alegra que te gustara la elección para este capítulo.

      Agradezco tu seguimiento activo de la historia, es todo un placer leer cada comentario. A ver qué sucede entre estos dos jeje.

      Te avisaré sin falta :) ¡Otro beso enorme compañera!

      Eliminar
  6. Menos mal que hay un interludio con padres, porque si no estós dos se dan un atracón de sexo y se me desinflan en el siguiente capítulo. Haces bien en racionarlo un poquito porque el empacho puede ser fatal para esta relación que por otro lado es idílica, maravillosa, genial...¿Todo va a salir bien? yo tengo sospechas y no iban por ese lado del miedo al embarazo precisamente.
    Un abrazo y sigo adictivo este relato casual.
    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, tienes razón jeje, este interludio con aparición familiar permitirá que los protagonistas repongan fuerzas. Me alegra que esta relación, nacida de un encuentro casual, esté pareciéndote tan completa en su desarrollo. De momento no tengo pensado nada malo para ellos jeje, ¿qué sospechas tienes? Será un placer conocerlas.

      Otro abrazo y gracias por tus comentarios compañero :)

      Eliminar
  7. He pensado igual que Francisco, menos mal que han aparecido los padres. Vaya tela,jejeje. Intuyo también que todo no va a ser tan bonito como ahora pinta, ya veremos por dónde nos sales, compi. Por otro lado, me flipa cuando describes la ciudad. ;)
    Un abrazo casual. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Soledad, los padres han aparecido en buen momento parece jaja. Bueno, haya cosas buenas o malas en el horizonte, lo importante es que las descubran juntos. Como vecina de ciudad sabes bien la belleza que hay en Granada, y seguro que no te ha costado nada recrear las imágenes en tu cabeza :)

      ¡Otro casual abrazo compañera!

      Eliminar
  8. Poco a poco va tomando cuerpo esta historia sobre dos desconocidos que ya no lo son tanto, ambientada por cierto en una preciosa ciudad que le da si cabe un mayor toque de romanticismo. A ver con que nos sorprendes en el próximo capítulo... cita en la Alhambra? escena tórrida en los Palacios Nazaríes? surgirá la primera crisis en la pareja? demuestras mucha imaginación con esta saga tan bien conducida, esperamos con ansia la continuación. Un saludo José Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, así es, estas dos personas van siendo menos desconocidas a medida que avanza su historia. Es un placer leerte esas palabras hacia esta ciudad, pienso lo mismo del norte por donde tú estás. Me das unas sugerencias interesantes para el siguiente capítulo jaja.

      Teniendo en cuenta que no me imaginaba escribiendo una historia de este tipo por capítulos, me halaga mucho leerte que estés expectante ante más novedades. ¡Un saludo compañero!

      Eliminar
  9. Me ha encantado, pero eso ya lo sabías seguro jejeje. Esa charla era necesaria, aunque me ha dado pena saber lo de Natalia :(
    También me ha gustado que Gabriel (que por cierto, no sé si te dije ya que ese nombre me encaaaanta) llevara a sus padres a la Alhambra y que quisiera llevar a Natalia también ;) jejeje.

    Saludos, estaré pendiente del próximo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, siempre es agradable que alguien repita que le encanta lo que escribo si lo hace con sinceridad jeje. Sí, era una charla necesaria ante ciertos aspectos del capítulo anterior.

      Recuerdo que mencionaste que te gustaba el nombre jeje. Él hizo de guía para sus padres y se dio cuenta de que quería volver con ella.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  10. Llegando tarde pero llegando jaja, amigo que buen camino llevan estos dos corazones, veo que Natalia esta poniendo mucho amor en su galán, de verdad espero que su historia lleve un camino de alegría, pero en manos del autor José Carlos sabemos que siempre hay sorpresas gratas para leer y giros que gustan por lo que me quedo en calma.

    un abrazo compañero.

    ha y si puedo decirlo me gusta mucho como ambientas tus historias en Granada y la Alhambra, en una oportunidad vi un documental sobre tan magno monumento y la bella ciudad de Granada y me encantó, así que me gusta mucho ese detalle

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes por la tardanza compañero, siempre es un placer leerte. De momento llevan un buen camino la verdad, es como si el destino les hubiera puesto una alfombra roja para desfilar sobre ella jeje. Es cierto que, a diferencia de algunos de mis relatos más oscuros, en este caso no he previsto nada malo para los protagonistas.

      La verdad es que tengo la suerte de vivir en una ciudad que me gusta, y donde hay muchas cosas bonitas que disfrutar si se saben apreciar como merecen, así que me alegra que mi forma de ambientar la historia te guste, por el documental habrás logrado imaginarlo todo con facilidad :)

      ¡Un abrazo compañero!

      Eliminar
  11. Gabriel no sé si creará adicción, pero está historia está claro que la crea ;)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es encantador leer que la historia te haya creado adicción jeje, agradezco tu seguimiento activo y tu apoyo :)

      ¡Un beso Flora!

      Eliminar
  12. Estos chicos no pierden tiempo ni mueble en la casa caray! Ahora con la aparición de los padres descansaran un poco que deben andar inflamados XD.
    No creo que los presente verdad? Porque que mi hijo me traiga una mujer mayor así, me da el telele (desmayo)que hace esta cougar con mi bebé??. Me encantó el nuevo capítulo. Un beso de celda a celda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Mendiel, no pierden el tiempo jaja. Con los padres de Gabriel la cosa se relajará un poco. Por ahora no coincidirán con ella. Me alegra seguir teniéndote contenta en cada nuevo capítulo de la historia.

      ¡Otro beso de celda a celda!

      Eliminar
  13. Me ha sorprendido lo de qué Natalia es estéril, aún así me ha gustado. Es un capítulo menos goloso pero no por ello deja de ser interesante. Me gusta ir descubriendo pico a pico a esta pareja!!
    Besin José Carlos!! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Virginia, sé que puede ser una revelación triste, por ello me alegra que pese a ello te guste. Es un capítulo poco sexual respecto a los anteriores, que da paso a un poco de calma jeje. Siempre es bueno ir perfilando un poco los personajes :)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  14. Se consolida la relación y con ella llegan las explicaciones personales y el devenir de sus vidas, con sus venturas y desventuras.
    En este caso una bastante triste.
    José Carlos me gusta la historia pero eso ya lo sabes, :)
    A esperar el siguiente capítulo.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, se va consolidando lo que originariamente fue un encuentro, y poco a poco van apareciendo algunas confesiones personales. Sé que es una confesión triste la de Natalia. Siempre es bueno que una lectora constante como tú manifieste su afición por una u otra historia, es un placer saberlo nuevamente :)

      ¡Besos Irene!

      Eliminar
  15. Bueno, a ver, como ya vamos más adelantados en el relato, tengo más elementos para opinar (y quiero dejar claro que tan sólo se trata de una opinión, pues hablamos de gustos)
    El relato romántico no es mi lectura preferida, al menos en este formato, pero sigo el tuyo porque me gusta cómo escribes y me gusta tu blog. Cuando esto ocurre no discrimino géneros, leo lo que se publica, porque el autor se lo merece. Y por supuesto, trato de dar mi opinión sincera en lo que sea (si algo definitivamente no me gusta, no va conmigo o no me dice nada, sencillamente no opino, pues no tengo nada que decir, que le vamos a hacer, cada uno es como es, no me gustan las críticas negativas porque sí)
    Comenzaste con un texto erótico-romántico bastante caliente que ha ido decantándose más hacia el segundo aspecto, introduciéndonos en el meollo de una relación sentimental mujer madura (y qué mujer)-joven formalito, que puede llevarlos a cualquier sitio (incluso al séptimo cielo, je, je) En este capítulo introduces un dato (el de la esterilidad de Natalia), que puede dar mucho juego en el lado emotivo de esa relación, así como la presencia de unos padres (que supongo también tendrán su opinión, je, je) He leído los comentarios que te han hecho y estoy de acuerdo en que, después de tanta fogosidad, un poco de relax equilibra la narración (como los diálogos esos que ponen en las pelis de acción con los protas escondidos en su refugio, o los ratos tranquilos a la luz del día en las pelis de terror, je, je) Sin embargo, a mí, personalmente, este capítulo se me ha quedado un poco descafeinado, como un día normal en la vida de un universitario que se acaba de echar novia. No me deja con el "¡quiero más y ya!" ¿no sé si me entiendes? Eso, para mí, en un relato por entregas es indispensable (no lo sería si el relato estuviera completo ¿no sé si me explico bien?) y es donde los indecisos se te descuelgan, ya sabes. Y que conste que sé lo difícil que resulta mantener esta tensión narrativa en una novela por entregas, que conste.
    Por otro lado, aprecio el detalle de tus descripciones, donde se nota que te tomas tu trabajo, y eso es de agradecer. No dudes que seguiré tu saga, pues, a pesar de mi pequeño pero, tienes mi voto de confianza a tu gran labor, así que nos vemos en el próximo capítulo
    Un abrazo compañero y, por favor, perdóname el rollo que te he soltado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isidoro, por empezar respondiéndote a tu última frase, nada que perdonar, todo comentario desde el respeto siempre es bien recibido :)

      Me pasa como a ti respecto a géneros y blogs que sigo, que llega un punto en el que valoras positivamente a la persona por su modo de escribir, y la lees en cualquier género, así que me halaga tenerte como seguidor del blog en general y también de esta historia si no es de tus géneros más seguidos.

      Lo cierto es que la evolución del texto no la tenía planeada de antemano, realmente sólo tenía escrito el primer capítulo antes de subirlo al blog, por lo que el desarrollo es el que de forma espontánea me ha ido viniendo a la cabeza. Al principio pensaba en el potencial erótico, pero poco a poco me di cuenta de que estas personas tenían mucho que disfrutar en otros aspectos, y eso marcó un poco el rumbo. Me pareció idóneo meter como han dicho y has mencionado tú también, un capítulo más relajado, ya que a fin de cuentas aflojar el ritmo permite profundizar en los personajes un poco.

      Y por último, puede que este capítulo, en comparación con los otros, quede algo más flojo hasta la espera del siguiente, no te quito razón. En una lectura completa seguro que las sensaciones son distintas, pero te he entendido y aprecio que me comentaras tus impresiones, ya que nuestro aprendizaje como narradores nunca termina y siempre hay detalles nuevos que perfilar.

      ¡Otro abrazo compañero!

      Eliminar
  16. Me he leído durante esta tarde lo que va de relato y está muy bien escrito con todo detalle, me encanta, Me recuerda mucho a uno que estoy escribiendo yo que empece hace ya un tiempo y durante un largo tiempo lo he tenido parado en espera que los duendes vuelvan a mi imaginación y poder hacer algo con mi relato no revelado todavia. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María del Carmen, agradezco la valoración tan positiva que haces de la historia. Será un placer leer el tuyo cuando te animes a publicarlo en un blog o web :)

      Pienso que a veces no se trata necesariamente de que te llegue la inspiración, sino de volver a leer lo que escribirte, y tratar de empatizar con tus personajes para poder narrar más de ellos sin muchas trabas, así que te animo a retomar esa historia :)

      ¡Un saludo compañera!

      Eliminar
  17. La relación entre los protagonistas crece al mismo compás del crecimiento de la obra, se extiende en profundidad de los personajes, abarcando aspectos internos, secretos revelados y relaciones familiares. Escrito con pulso firme y belleza narrativa. Una historia de amor cautivadora, un encuentro casual y todo lo que ello puede aportar, para disfrute y gozo de este lector y compañero. Mi enhorabuena por tu saber hacer como escritor.
    ¡Abrazo grande, José Carlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es compañero, poco a poco los personajes van contando cosas más personales y profundas, y eso deviene en un crecimiento en el vínculo que hay entre ambos. Me halaga leerte tan buenas palabras, aún me sigo sintiendo algo extraño en este género y por ello cada palabra positiva me anima a seguir en esta línea. Hay que ver lo que da de si un encuentro casual jeje, es un placer saber que disfrutas la lectura y te causa tan buenas sensaciones.

      ¡Otro abrazo enorme Edgar!

      Eliminar
  18. Como dicen, un capítulo más relajado. También estoy de acuerdo con Isidoro en que debías de haber dejado un gancho final, que nos dejara con las ganas, como en los capítulos anteriores, no obstante, como siempre digo, tu forma de narrar y describir hace que sigas leyendo línea tras línea, párrafo tras párrafo, y la introducción del tema de la esterilidad ha sido un dato importante e interesante para la historia. También me ha gustado que ambos se hayan dejado de ver, fortuitamente, también es cierto, porque en ese tiempo podrán apreciar más la cercanía del otro o todo lo contrario... Aunque no creo que vayan por ahí los tiros, veo a estos dos personajes muy enamorados y con la llama aún brillando al máximo. Veremos qué les depara a Gabriel y Natalia en el próximo capítulo.
    Un abrazo celdíaco, José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo, es cierto que es más relajado en comparación con algunos de los anteriores. Me parece bien que tanto tú como Isidoro hayáis comentado algo que os haya parecido mejorable en este capítulo, toda opinión es bien recibida y me anima a tomar nota para ir puliendo ese aspecto.

      La verdad es que sí, se están pillando bien los dos personajes jeje. Del mismo modo, es gratificante leer por tu valoración que la historia te sigue gustando y los detalles que voy aportando te parecen importantes. Espero que los derroteros de los próximos capítulos te gusten compañero.

      ¡Otro abrazo celdíaco!

      Eliminar
  19. Un capítulo excelente! Me sorprende que pregunte directamente por la píldora del día después, como si no existieran más métodos anticonceptivos jeje Y me dio un vuelco al corazón saber que es estéril... Esta historia da para mucho y estoy deseando continuar así que allá voy!! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. Es cierto que hay diferentes métodos, aunque para darle más veracidad a la juventud de Gabriel, opté porque mencionara otro de los más usados entre la gente de su edad. Quien sabe cómo se habría desarrollado esta historia de haber hijos/as de por medio, pero sí, veo que la revelación le ha dado un carácter trágico que ha ayudado a empatizar con ella. ¡Otro abrazo Elena!

      Eliminar

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones del relato. De igual modo, te animo a compartir este relato con más gente para que llegue lo más lejos posible. La mayor parte de las imágenes usadas proceden de la web Pixabay, y se retirarán si el autor lo considerase oportuno y me lo comunicara.