25 de agosto de 2015

Unas pinceladas de deseo


Aún era de día y la luz del sol se filtraba por las numerosas ventanas que había en el estudio de Silvia. Ella era pintora. Esa tarde tenía ante sí a un hombre semidesnudo, tumbado en un sofá, posando para ella. Silvia ya conocía a Manuel desde hacía años, pero nunca se habían visto como algo más que amigos. Sin embargo…desde el momento en que él se había quitado la camisa dejando su torso al desnudo, la mano de Silvia empezó a temblar ligeramente en el lienzo.

Los minutos pasaban mientras Manuel seguía posando, aún con los pantalones puestos, pero sin dejar de mirar a su pintora. Ella empezaba a notarse acalorada, y algo en su interior le hacía desear a Manuel. El retrato estaba quedando bien, le faltaba apenas una hora de trabajo. Únicamente los temblores en su mano derecha habían ralentizado los progresos. Ella se alegraba de que el temblor del pincel, notorio a la distancia a la que estaban, quedara oculto tras el lienzo. De pronto la asaltó un inquietante pensamiento. Se imaginó pintando sobre el cuerpo de Manuel, pero no con el pincel, sino con su lengua, recorriéndolo entero y dejando su saliva a modo de pintura invisible. Manuel debió notar algún cambio en ella, porque interrumpió el silencio del estudio preguntándole si estaba bien. Ella, sacada de aquel pensamiento, respondió que todo estaba en orden. Impulsivamente, le dedicó una cálida sonrisa, y notó que él se ruborizaba.
Por unos segundos, esa sonrisa quedó flotando en el aire, causando un profundo efecto en Manuel, el cual acabó lanzando otra sonrisa igual de cálida y cómplice. Ella volvió a retomar la pintura y fue avanzando durante un buen rato.

Los pensamientos de abalanzarse sobre Manuel empezaban a ser tan continuos, que ella empezó a notar mojadas sus bragas. Deseaba sentir los dedos de él jugueteando por su entrepierna, como pinceles mojándose en una pintura caliente. Volvió a dedicarle a Manuel una sonrisa para hacerle ver que todo iba bien, y él pareció captar sus pensamientos. Sin que ella le dijera nada, él se quitó los pantalones, y quedó tal como vino al mundo. Ella notó que su ropa le pesaba demasiado, y dejando el pincel en una mesa, empezó a desnudarse. En unos segundos, pintora y modelo quedaron igual de desnudos, pero con una diferencia: ella tenía la vagina mojada y él tenía una considerable erección.

Silvia volvió a coger el pincel y continuó retocando la pintura, pero con su mano libre empezó a masturbarse. Manuel hizo lo propio y con una de sus manos empezó a tocar su pene. Los minutos pasaron mientras ellos se miraban hipnotizados. Para cuando ella acabó el retrato, ni siquiera sintió deseos de mostrárselo a Manuel, ya habría tiempo más adelante. Los rayos de sol se habían tornado en oscuridad, y ella había encendido unas velas. Pensaba pasarse la noche entera disfrutando de Manuel. Al día siguiente, descubrió que él jamás volvería a ser un simple amigo. 

28 comentarios:

  1. Un original y sensual relato lleno de erotismo. Me ha gustado mucho. "Se imaginó pintando sobre el cuerpo de Manuel..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa encantadora crítica María, me alegra que alguna parte en concreto te haya sorprendido gratamente :)

      Otro abrazo para ti también.

      Eliminar
  2. Enorme juego cómplice entre pintora y modelo. Un crescendo de excitación plasmado con brillantez. Muy bueno, José.
    Saludos, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edgar, me atraía la idea de enfocar el relato dándole campo de acción en el tema de la pintura, y me alegra haber logrado captar tu atención.

      Un saludo compañero :)

      Eliminar
  3. Un relato estupendo! Resulta muy sensual y crea con pocas palabras una atmósfera de tensión sexual entre los protagonistas que no pasa inadvertida al lector. Creo que la situación está muy bien elegida a los fines de la historia. Me ha gustado mucho!!

    Un saludo, José Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Julia! Me alegra mucho haber acertado con la situación escogida, y si encima he logrado tenerte atrapada hasta el final, mejor aún. Espero haber ganado una lectora contigo :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. Breve relato que te deja con ganas de más, buena elección de fotos
    Sigue así, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Angels, me alegra que te hayan dejado esas líneas con ganas de más, y me alegra ver que las fotos elegidas hayan sido de tu agrado :)

      ¡Intentaré seguir así, besos!

      Eliminar
  5. Me quede con ganas de más... jajjajaja muy bueno!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mía! Si te has quedado con ganas de más es buena señal jeje. Gracias por tus palabras, un saludo.

      Eliminar
  6. Has conseguido recrear perfectamente la situación y eso a mi me parece fantástico, mientras te leía sentía como iba en aumento ese desear de ambos creando un ambiente muy excitante.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, es encantador leer que el microrrelato ha logrado hacer que sintieras la situación como algo real. Me alegra que mis palabras hayan tomado el rumbo correcto para hacer intensa la narración.

      Un saludo Conxita.

      Eliminar
  7. Se te da bien el género erótico, y con este microrrelato lo has demostrado, aunque ya lo hiciste con ''Las miradas''. Envuelve a toda la escena una atmósfera de contención casi irresistible, y controlas cada una de las descripciones para meternos de lleno en la escena. Al principio tiene un toque más sensual, más sutil, pero luego cambia a erotismo más explícito.
    Saludos, José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo, si me hubieran dicho hace un año que también acabaría escribiendo relatos eróticos, y más insospechado aún, compartiéndolos con la gente, me habría echado unas risas. Pero me alegra ver que las situaciones que describo os gustan y os atrapan, tanto si quien me lee esta aficionad@ a este género, como si llega a él por curiosidad.

      Un saludo Ricardo.

      Eliminar
  8. Hola!!! Me ha gustado bastante, muy intenso! ^^

    Un saludo! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cristina! En primer lugar gracias por echarle un vistazo y animarte a dejarme tus impresiones, siempre es agradable transmitir sensación de intensidad en este tipo de historias.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  9. Logras con la descripción detallada crear una atmósfera llena de imágenes sugerentes. Para cuando llegas al clímax ya nos tienes a todos excitados como los protagonistas. La pintura, además, da un toque diferente a la narración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada mucho leerte esa opinión Alejandro, sobretodo porque es muy satisfactorio ver que este relato llega a más gente. Lo escribí para uno de los concursos del "Círculo de lectores", y era un reto lograr crear un clímax en una situación que no estuviera muy trillada. Me alegra haber transmitido ese clímax creciente a quien lo ha leído.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  10. Muy buen ralato José Carlos, tendre que dejar volar a mi imaginacion para saber como continua!! Jiji
    Me ha gustado mucho!!
    Saludos :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es indudable Virginia, hay carta blanca a la imaginación de quien lo lea, así que deja volar la mente :) Me alegra que te haya gustado, sobretodo porque tú escribes más de este género que yo y lo manejas mejor jeje.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  11. ¿Y qué te digo yo ahora después de leer esto? Jajajaja. Supongo que con saber que me ha encantado te bastará ¿no? De verdad... me ha gustado mucho la forma de narrar esa tensión sexual entre ellos y el desenlace de algo que no ha hecho más que empezar. Magnífico, sin duda.

    ¡Saludos! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con haber sacado un rato para comentar ya me conformo jeje. Claro que es bastante saber que te haya encantado, no estoy muy habituado a escribir este tipo de historias, fue con la apertura del blog y algunos concursos cuando me he ido animando. Y sí, para pintora y modelo, amigos y nuevos amantes, no ha hecho más que comenzar.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  12. Amigo me ha encantado como narras ese relato entre pintora y modelo. Espero que algún día yo me atreva a subir un relato que llevo años escribiéndolo y que hasta ahora tengo 18 capítulos donde una escenas de erotismo hacen de sus protagonistas una pintora y un periodista ser amantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Maria del Carmen, la verdad es que este fue el primer micro erótico que escribí y no sabía cómo iba a ser valorado por la gente que lo leyera, por lo que cada crítica positiva es una satisfacción. Pues anímate a ir subiendo poco a poco los capítulos, y verás como a medida que vayan aumentando los comentarios, te sientes con más ganas de seguir publicando y escribiendo.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. Gracias amigo por animarme a subir mis relatos, pero quiero asegurarme primero que la gente entra y me lee, como me dijiste que lo tengo que difundir.

      Eliminar
    3. No hay de qué. Yo abrí el blog y tardé algunas semanas en meterme en google+ para promocionar, por lo que tampoco es indispensable que primero subas cosas ahí, creo que lo bonito es crear tu espacio propio y luego ir poco a poco dándolo a conocer allí. Un saludo.

      Eliminar
  13. ¡Pero que poco profesional la pintora! Me ha gustado el relato, de notoria sensualidad y eróticos resultados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que se vio demasiado tentada por su inspiración jaja. Me alegra que te haya gustado y te haya dejado buenas sensaciones. ¡Un saludo Rad!

      Eliminar

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones del relato. De igual modo, te animo a compartir este relato con más gente para que llegue lo más lejos posible. La mayor parte de las imágenes usadas proceden de la web Pixabay, y se retirarán si el autor lo considerase oportuno y me lo comunicara.